Página principal
 English
 Muestra: prueba gratuita 
 Prueba RHETI completa 
 
 Descripciones de los tipos
 
 Tipo uno–
    El reformador
 Tipo dos–
    El ayudador
 Tipo tres–
    El triunfador
 Tipo cuatro–
    El individualista
 Tipo cinco–
    El investigador
 Tipo seis–
    El leal
 Tipo siete–
    El entusiasta
 Tipo ocho–
    El desafiador
 Tipo nueve–
    El pacificador
 
 Contáctenos al Instituto
 

 
Descripcióne detallada muestra de los tipos de personalidad del Eneagrama
 

Estas descripciones detalladas están disponibles sólo para quienes hayan hecho todo el Indicador de tipo del Eneagrama Riso-Hudson. Para ver las descripciones resumidas haga clic aquí


Tipo de personalidad OCHO: El Desafiador

El Tipo Poderoso, Dominante:
seguro de sí mismo, decidido, voluntarioso y retador


En general, los individuos tipo Ocho son fuertes, asertivos, de recursos, independientes, determinados, orientados a la acción, pragmáticos, competitivos, directos, astutos e insistentes.

Los tipo Ocho se involucran en conflictos por ser directos, voluntariosos, dominantes, de carácter fuerte, desafiantes, retadores, malhumorados, iracundos, cínicos y vengativos.

En el mejor aspecto de su personalidad las personas tipo Ocho son honorables, heroicas, vigorizantes, generosas, gentiles, constructivas, decididas, inspiradoras y de gran iniciativa.

Cómo reconocer a las personas tipo Ocho
Los individuos tipo Ocho ejemplifican el deseo de ser independientes y de cuidarse a uno mismo. Los tipo Ocho son asertivos y apasionados de la vida, la cual enfrentan con la cabeza en alto; son seguros de sí mismos y disponen de gran fortaleza. Han aprendido a valerse por ellos mismos, así como a manifestar la actitud de una persona llena de recursos y del espíritu "yo puedo hacerlo". Poseen la firme determinación a ser autodependientes y libres para forjarse su propio destino. De este modo, las personas tipo Ocho son líderes naturales: honorables, decididos, capaces de ejercer autoridad, además de tener una presencia sólida e imperiosa. Toman la iniciativa y provocan que las cosas ocurran; protegen y cuidan a las personas en sus vidas; ayudan a otros a desarrollar la fuerza para valerse por ellos mismos. Personifican la solidez y el valor, pues combinan sus talentos y su visión con el objetivo de construir, según el alcance que tenga su influencia, un mundo mejor para todos.

Sobre todo, los individuos tipo Ocho son personas de visión, de acción. Pueden transformar las ruinas de un edificio abandonado en un hermoso hogar, oficina u hospital. Asimismo, son capaces de percibir posibilidades en las personas y les agrada ofrecer incentivos o desafíos para lograr que la fortaleza de las otras personas emerja. Los tipo Ocho concuerdan con el dicho "Obséquiale un pescado a alguien y comerá un día; enséñale a pescar y comerá toda la vida". Les gusta iniciar proyectos y disfrutan de actividades constructivas; como resultado, son edificantes para sí mismos, para otros y para su mundo.

En ocasiones, los individuos tipo Ocho emprenden grandes retos a fin de comprobar si pueden conseguir lo imposible o convertir una causa perdida en un éxito rotundo. No obstante, no es frecuente que se involucren en tales proyectos a menos que tengan la certeza suficiente de que las posibilidades están de su parte, así como de tener los recursos necesarios para triunfar en esa "gran empresa" y hacerlo de tal forma que parezca sencillo. Otras personas los buscan en tiempos de crisis, pues saben que los tipo Ocho están dispuestos a tomar decisiones difíciles y a enfrentar las críticas más severas si las cosas salen mal.

Para los individuos tipo Ocho, la honorabilidad es esencial debido a que respetan su palabra. Cuando dicen "te doy mi palabra" son sinceros y la cumplen. Les gusta sentirse respetados, y los individuos tipo Ocho sanos extienden ese respeto hacia otras personas reafirmando la dignidad de cualquiera que se encuentren. Tienen reacciones fuertes cuando observan que alguna persona es objeto de abuso o de trato denigrante y humillante. Se detendrán para pelear y proteger al débil y al desprotegido o para "emparejar las cosas" a favor de quienes han sido maltratados. De manera similar, las personas tipo Ocho no dudarán en ceder su lugar en el transporte público a cualquier anciano o persona enferma, pero será necesario arrastrarlos si otra persona trata de obligarlos a cederlo sin su consentimiento.

Existen muy pocos aspectos relativos a los individuos tipo Ocho que no involucren su plena convicción. Experimentan sentimientos y motivaciones poderosos y, con frecuencia, causan un gran impacto en las personas que los rodean, sea para bien o para mal. Los individuos tipo Ocho son más intensos y directos que la mayoría y esperan que otros manifiesten estas mismas cualidades. Cualquier tipo de falta de franqueza les resulta muy molesta; además, son muy persistentes y aumentan su nivel de energía hasta obtener una respuesta por parte de otros que consideren suficiente.

Muchos individuos tipo Ocho tienen cierta especie de sueño para sí mismos y para su "círculo cercano"; además, en su calidad de personas con mentalidad práctica, tales sueños a menudo incluyen proyectos rentables, aventuras comerciales, actividades filantrópicas y así por el estilo. Cabe la posibilidad de que inicien su propio negocio o ayuden a alguien en determinada situación, o simplemente compren boletos de lotería con regularidad. No todos los tipo Ocho tienen mucho dinero, pero la gran mayoría busca esa "gran oportunidad" que les dará independencia, respeto y ese sentido de poder que suelen buscar. También tienden a ser muy competitivos, además de disfrutar los desafíos y riesgos de sus propias actividades. Son trabajadores, pragmáticos, "individualistas" y negociadores que siempre están buscando el mejor ángulo y que siempre tienen un nuevo proyecto en proceso.

Los individuos tipo Ocho menos sanos pueden llegar a ser extremadamente controladores, orgullosos, retadores y territoriales. Pueden responder ante los demás con agresividad o siendo voluntariosos, alardeando y "haciendo sentir su peso" de distintas formas. Las personas tipo Ocho promedio emplean toda clase de recursos para lograr que la gente se adapte a sus planes o deseos, y cuando encuentran resistencia, intentarán controlar a los demás de manera más abierta y agresiva. Sea que estén a cargo de una corporación multinacional o de una familia de dos miembros, quieren que quede bien claro que ellos están al mando. En pocas palabras, los individuos tipo Ocho pueden ser autodependientes, probar su fortaleza e independencia, ser importantes para el mundo, causar impacto en su entorno, contar con la incuestionable lealtad de sus allegados y mantener el control. Las personas tipo Ocho no quieren sentirse débiles o vulnerables, fuera de control, dependientes de otros, ver cuestionadas sus decisiones o su autoridad; tampoco desean perder el apoyo de otros o verse sorprendidos por acciones inesperadas de otras personas.

Su lado oculto
Los individuos tipo Ocho presentan ante el mundo una imagen dura e independiente, pero debajo de su apariencia vigorosa–y de la protección de su armadura- experimentan vulnerabilidad y miedo. Las personas tipo Ocho se sienten afectadas por las reacciones de sus más allegados mucho más de lo que ellos quisieran. Con frecuencia, esperan que otros los rechacen o los consideren desagradables, por lo que se sienten profundamente conmovidos cuando sienten que aquella persona más cercana a ellos en verdad los entiende y los ama. Es probable que los tipo Ocho traten de endurecerse con la intención de no desear o esperar ternura, pero nunca tienen completo éxito en ello. Sin importar cuán duros o incluso beligerantes puedan llegar a ser, su deseo de cuidado y conexión no puede desatenderse por completo.

Sus relaciones interpersonales
Es frecuente que otras personas busquen la compañía de los tipo Ocho debido a que reflejan confianza, capacidad y fortaleza. Otros se sienten reafirmados gracias a su solidez y creen que lo tipo Ocho les ofrecerán protección y estabilidad en la relación (cosa que en realidad ocurre cuando los tipo Ocho son sanos). Asimismo, los tipo Ocho son muy carismáticos, disponen de tremenda energía instintiva y mucha gente se siente atraída a esa intensidad. Sin embargo, cabe la posibilidad de que otras personas se sientan atemorizadas por las mismas cualidades que despliegan los tipo Ocho y cuando éstos manifiestan su energía con demasiada intensidad, a menudo surgen problemas en sus relaciones interpersonales. A continuación se mencionan algunos de los principales puntos problemáticos de las personas tipo Ocho:

  • Llegar a estar absortos en sí mismos e indiferentes respecto a los sentimientos o los problemas de los demás debido a sentirse abrumados por sus propias emociones.
  • Exagerar su reacción por medio de alejarse o perder los estribos cuando perciben rechazo por parte de otros.
  • Presionar a los demás para obtener una respuesta más "genuina".
  • Mostrarse distantes y no disponibles en sentido emocional cuando se sienten atribulados.
  • Tornarse posesivos y celosos respecto a su pareja.
  • Considerar al otro como alguien inferior que necesita ser educado e instruido; no respetar a la pareja como un igual.
  • Manifestar sus problemas sicológicos mediante actos de violencia, excesos y venganza.

Si desea obtener más información en cuanto a aspectos de compatibilidad del tipo Ocho, así como de sus interacciones con otros tipos, haga clic abajo sobre el tipo de personalidad del Eneagrama de la otra persona en la relación. Esta información se desplegará en una ventana nueva. (Por el momento sólo se encuentra disponible en inglés).

Tipo Ocho, El Desafiador y el tipo:
1     2     3     4     5     6     7     8     9

La Pasión: Lujuria
Las personas tipo Ocho quieren sentirse intensamente vivos: les encanta experimentar un sentido de cercanía que obtienen por medio de involucrarse con la vida a plenitud. No tienen mucha paciencia ante respuestas pasivas o acciones desganas por parte de otros. No obstante, este deseo de ser vitales y de sentirse vivos con facilidad pueden deteriorarse en la necesidad constante de luchar contra el mundo y, en especial, contra los demás. Los individuos tipo Ocho desarrollan el hábito de ejercer su influencia y de incrementar la intensidad de las situaciones para sentirse más reales y vivos. Se convierten en aquella persona que intenta empujar con agresividad una puerta que abre hacia adentro. Por desgracia, este enfoque de la vida suele abrumar a otros, quienes terminan por evitar al individuo tipo Ocho a causa de tal actitud; además, puede provocarles estrés muy intenso o incluso desmoronamiento físico.

En el mejor aspecto de su personalidad
Las personas tipo Ocho combinan su fortaleza y energía naturales con la capacidad de tomar decisiones con cautela y perspicacia, así como con una mayor disposición a ser abiertos en sentido emocional y a estar disponibles para otros. Manifiestan lealtad en sus amistades y harán cualquier sacrificio necesario para el bienestar de sus seres queridos. No tienen la necesidad de enfrentar su voluntad con la de otras personas: se sienten tan seguros y cimentados en sí mismos que no tienen por qué reafirmarse constantemente, mucho menos controlar a los demás.

Los tipo Ocho de alta funcionalidad son verdaderamente heroicos, capaces de dominarse a sí mismos y sus pasiones. Poseen un gran corazón, son misericordiosos y tolerantes, sustentan a otros gracias a su fortaleza; además, son valientes, vigorosos pero, al mismo tiempo, gentiles, humildes y dispuestos a correr riesgos por causa de la justicia y de la honestidad. Las individuos tipo Ocho de muy alta funcionalidad disponen de la visión, la compasión y el corazón necesarios para convertirse en una influencia muy poderosa y positiva para el mundo.

Dinámicas y Variantes de la Personalidad

Aquí se puede encontrar una explicación acerca de las Direcciones de Integración (Seguridad) y Desintegración (Estrés), la cual se despliega en una ventana nueva. (Por el momento sólo se encuentra disponible en inglés.)

Bajo Estrés (el tipo Ocho va al tipo Cinco promedio)
Las personas tipo Ocho suelen reaccionar ante el estrés por medio de enfrentar los problemas o desafíos de frente. Son audaces y asertivos en cuanto a tener el control o a llevar a cabo su visión, cualquiera que ésta sea. No obstante, este enfoque puede dejarlos atribulados y abrumados. Cuando los niveles de estrés se elevan demasiado, es posible que los tipo Ocho cambien repentinamente de táctica y recurran a periodos de alejamiento o incluso aislamiento, tal como los tipo Cinco promedio. Dejan las líneas del frente a fin de evaluar sus circunstancias, establecer estrategias y determinar cómo pueden retomar el control de la situación. Cabe la posibilidad de que lleguen a ser callados, reservados y aislados a medida que exploran, en privado, distintos caminos para lidiar con sus problemas. Cuando experimentan largos periodos de estrés, tal vez manifiesten una actitud fría o cínica hacia ellos mismos, hacia otras personas y hacia la vida en general, de forma muy parecida a los individuos tipo Cinco menos sanos.

Seguridad (el tipo Ocho va al tipo Dos promedio)
En determinadas ocasiones, los tipo Ocho acudirán a otras personas a fin de asegurarse de que el otro aún los necesita. Poseen un lado emocional -hasta sentimental, podría decirse—que sólo revelan a personas con quienes se sienten seguros. En público, pueden dar la impresión de ser duros e independientes mientras que, en privado, se comportan de manera muy afectuosa con las personas clave de su vida o, a falta de éstas, con sus mascotas. Asimismo, les gustaría que sus allegados reconocieran la ayuda y apoyo que les han brindado, o quizás procuren que otros dependan a mayor grado de ellos, de manera similar a los individuos tipo Dos. Sentimientos ocultos de rechazo pueden llevarlos a buscar formas de aferrarse a las personas más cercanas, incluidas la manipulación y la crítica destructiva del otro. Tal como los tipo Dos, no están dispuestos a reconocer sus necesidades o sentimientos heridos ante personas de quienes dependen.

Integración (el tipo Ocho va al tipo Dos sano)
A medida que los individuos tipo Ocho comienzan a identificar su poderosa armadura emocional y a darse cuenta de lo mucho que los aísla, es natural que logren mostrarse más expresivos y generosos en sentido emocional, tal como los tipo Dos de alta funcionalidad. Detrás de ese fuerte impulso de lograr autoprotección e independencia, las personas tipo Ocho poseen un gran corazón y experimentan impulsos de generosidad. Una vez alcanzada la seguridad suficiente para bajar la guardia, descubren cuánto les importan los demás y cuánto desean brindar apoyo a otras personas. En pocas palabras, quieren convertirse en una fuente de bondad para el mundo y expresar su amor, de hecho, cuando alcanzan el nivel del tipo Dos, logran hacerlo. Puesto que siguen siendo personas tipo Ocho, expresan su amor de formas tangibles que verdaderamente ayudan y sustentan a otros. Se trata de un amor libre de sentimentalismo, dependencia o de aspectos ocultos; mediante este amor, las personas tipo Ocho encuentran el sentido de poderío y dignidad que han estado buscando.

Los instintos en pocas palabras
Aquí se puede encontrar una explicación de los tres instintos, la cual se despliega en una ventana nueva. (Por el momento sólo se encuentra disponible en inglés).

La autoconservación y los tipo Ocho: El Superviviente ("Supervivencia Satisfactoria" según Ichazo)
La mayoría de los personas tipo Ocho que buscan la autoconservación reflejan la típica necesidad de independencia de los tipo Ocho a través de la acumulación de poder, posición y, en ciertas ocasiones, de prosperidad material. Esto no quiere decir que todos los tipo Ocho sean prósperos—de hecho, la mayoría no lo son—sino que esta variante en particular busca tener y controlar todos los recursos posibles con el objetivo de mantener su independencia y predominio. De esta forma, las personas de esta variante del tipo Ocho pueden convertirse en estupendos empresarios o políticos, pues son extremadamente prácticos y enfrentan la vida con una mentalidad regida por el pragmatismo, que para ellos es simplemente "ser realistas". Dado que, con frecuencia, son individuos que atesoran la vida privada, su hogar es muy importante para ellos. Trátese de hombres o mujeres, las personas tipo Ocho que buscan la autoconservación llevan la batuta y, muy a menudo, controlan todos los recursos dentro del hogar. Entre sus cualidades positivas se cuentan la de ser excelentes proveedores y la de siempre caer de pie sin importar las dificultades que enfrenten en la vida. Entre sus áreas problemáticas puede estar la dificultad para mostrar empatía hacia las necesidades de otras personas, en especial, si consideran al otro débil o ineficiente. Los individuos tipo Ocho que buscan la autoconservación ejemplifican el aspecto astuto, pragmático y manipulador de este tipo de personalidad.

Los tipo Ocho sexuales: Al mando ("Posesividad" según Ichazo)
Las personas tipo Ocho sexuales son carismáticos e intensos en sentido emocional: parecen "ardientes". Esta variante de individuos tipo Ocho busca la intensidad a través de las relaciones; con frecuencia, considera las altas y bajas de la vida como parte de la relación. Los tipo Ocho sexuales pretenden dejar "impreso" su yo significativo a fin de dejar una marca. Sea que estén lidiando con intereses amorosos o participen en otras actividades, disfrutan la emoción de la estimulación intensa y pueden volverse adictos a los picos de adrenalina. A menudo adoran a las personas de las que se enamoran, pero pueden buscarse problemas por considerar al otro un niño al que ellos educarán y formarán. Gran parte de esta conducta es producto del anhelo de que la pareja sea suficientemente fuerte como para que el individuo tipo Ocho pueda relajarse y entregarse. Así, es posible que provoquen a su ser querido a fin de poner a prueba su fortaleza o de ayudarle a mejorar tal fortaleza. De manera similar, desean sentirse desafiados por la otra persona, si bien esto puede derivar en problemas relativos al dominio de la relación. Cabe la posibilidad de que recurran a discusiones o altercados verbales como un mecanismo para estimular la intensidad de la relación. Los tipo Ocho sexuales puede llegar a sentir que su compañero íntimo es "suyo", que tienen el derecho a obtener satisfacción cuando sea que la necesiten.

Los tipo Ocho sociales: Entusiasmo y camaradería ("Amistad" según Ichazo)
A las personas tipo Ocho sociales les gusta "vivir a lo grande" y, como su nombre lo sugiere, involucrarse en el mundo a plenitud. Consideran que la amistad y la lealtad son valores de suma importancia; están dispuestos a realizar enormes sacrificios por la gente o las causas que son importantes para ellos. Al mismo tiempo, esperan que las personas con quienes se han vinculado manifiesten la misma lealtad hacia ellos (en este aspecto, pueden asemejarse a los tipo Seis, aunque su energía es mayor y más directa que la de los tipo Seis). En muchas ocasiones, los tipo Ocho sociales reunirán a un grupo de amigos alrededor de ellos mientras actúan, extraoficialmente, como el líder del grupo, el "rey" o la "reina". Disfrutan las conversaciones sobre deportes, política, música rock o sobre los acontecimientos más recientes de su telenovela favorita, en otras palabras, sobre cualquier tema en el que puedan expresar sus osadas opiniones o sobre el que puedan debatir. A las personas tipo Ocho sociales les gustan los comentarios ingeniosos y la energía derivada de los desacuerdos en cuanto a tales temas, pero a menudo se sorprenden cuando otros se ofenden o se sienten abrumados a causa de la intensidad con la que expresan sus opiniones. En tales momentos, es posible que intenten "bajar su tono," pero suelen considerar esto como un compromiso incómodo. Con gran frecuencia, buscan amigos que, según su percepción, sean fuertes e independientes, personas capaces de soportar un poco de debate intenso y que no se sientan abrumados por el tipo Ocho. Algunos individuos tipo Ocho sociales menos sanos tienen problemas para cumplir las promesas que han hecho a otras personas. Enfrentar a otros o exagerar las situaciones pueden llegar a formar parte del cuadro.

Los Niveles de Desarrollo

Aquí se puede encontrar una explicación de los nueve Niveles de Desarrollo, la cual se desplegará en una ventana nueva. (Por el momento sólo se encuentra disponible en inglés).

 

Abajo aparece el diagrama completo de los Niveles de Desarrollo para los tipo Ocho. Los niveles van del más sano, Nivel 1, al menos sano, Nivel 9. A fin de entender estos diagramas, comience con el Miedo Básico, ubicado en la parte superior derecha del diagrama. Este miedo da origen al Deseo Básico, que es el deseo localizado en el segundo nivel de salud, el Nivel de Capacidad Sicológica.

El deseo de cada nivel da origen a las Actitudes internas (los Términos A) de cada nivel, las cuales crean los Comportamientos externos (los Términos B). Con el tiempo, debido a conflictos internos, estos comportamientos y actitudes crean otro estrato de miedo en ese nivel.

Cada miedo nuevo genera un deseo más en el siguiente nivel inferior, lo que da lugar a un nuevo conjunto de actitudes y comportamientos; así se crea una estructura espiral en la que una persona se ve cada vez más envuelta en reacciones autodestructivas y sometida a miedos cada vez más atemorizantes. En el proceso de crecimiento se busca llegar a conocer cada uno de los grupos de actitudes y comportamientos a medida que éstos se presentan, lo que da como resultado la comprensión consciente en el momento. A medida que esto sucede, los miedos y deseos subyacentes también comienzan a emerger hacia el estado consciente y la persona empieza a subir niveles.

Para obtener más información sobre este proceso, vea Wisdom of the Enneagram (La Sabiduría del Eneagrama) y Personality Types (Tipos de Personalidad).


  TIPO DE PERSONALIDAD OCHO: El Desafiador

Orientación familiar: Rechazo hacia la figura educadora

TÉRMINOS B   TÉRMINOS A   DESEOS   MIEDOS
 
LOS NIVELES SANOS:        
        Autoactualización:   Miedo Básico:
1. Nivel de Liberación
Heroico
Inspirador
Verdaderamente fuerte
Valeroso
Desinteresado
Gentil
Autorenunciación
Compasivo
Misericordioso
Perdonador
Magnánimo
Fiel
Inocente
Abandonan su identificación con la autoimagen en particular de que siempre debe controlar su entorno.  

De ser lastimados o controlados por otros.

        Deseo Básico:    Miedos Secundarios:

2. Nivel de Capacidad Sicológica

Fuerte
Asertivo
Directo
De recursos
Orientado a la acción
Tenaz
Robusto
Realista
Autodependencia
Independiente
Firme voluntad
Autodeterminado
Resolutivo
Ecuánime
Vigoroso
Actitud de "puedo hacerlo"
Protegerse, estar en control de su propia vida y destino.   De llegar a ser débil o vulnerable — de perder su fortaleza e independencia.
        Deseos Secundarios:    
3. Nivel de Valor Social

Líder
Proveedor
Constructivo
Desafiador
Campeón
Protector
Con visión
Decisiones difíciles
Vigorizante

Seguro de sí mismo
Dominio de sí mismo
Honorable
Autoritativo
Decidido
Iniciativa
Estratégico
Busca la justicia

Poner a prueba su fortaleza mediante acciones o logros.   Que no tengan suficientes recursos a su disposición para llevar a cabo su papel de líder/ proveedor.
 
LOS NIVELES PROMEDIO:   
        Papel Social: La Roca
4. Nivel de desequilibrio
Emprendedor
Trabajador
Asume riesgos
Franco
Empresarial
Directo
"avivado"
Intenso
Preparado

Pragmático
Competitivo
Busca las ventajas
Posición astuta
"nada de tonterías"
Interesado en sí mismo
Motivado
Presionado
Incierto

Adquirir los recursos que necesitan.   Que otros no los respetarán o no los tomarán con seriedad.
 

5. Nivel de Control Interpersonal

Dominante
Controlador
Jactancioso
Actitud de jefe
"temerario"
Reservado

Voluntarioso
Expansivo
Autoimportancia
Arrogante
Orgulloso
Insistente
Territorial
Egocéntrico
Preocupado

Reafirmar su importancia y su posición central (estar en control).   De perder el control de su entorno (los demás no los apoyan).
 
6. Nivel de Sobrecompensación
Intimidante
Combativo
Amenazante
Irrazonable
Enérgico/ agresivo
Socava
Llega al límite
Opresor
Provocador
Retador
Desafiante
"resentido"
Mal carácter
Desprecia la debilidad
Cínico
Lujurioso
Daño reprimido
Extremo
Presionar a otros para que hagan lo que ellos quieren, hacer que otros se alineen de acuerdo con su organización.   Que otros se pongan en contra de ellos.
   
LOS NIVELES INSANOS:  
   
7. Nivel de Violación
Dictatorial
"forajido"
Violento, brutal
Traicionero
Falso
Esquemático
Áspero
Recluido
Implacable
Se siente traicionado
Antisocial
Depredador
Inmoral
Vengativo
Corazón endurecido
Aislado
Sobrevivir, protegerse y permanecer en control a cualquier costo.   De recibir represalias.
 
8. Nivel de Delirio y Compulsión
Terrorífico
Codicioso
Iracundo
Devastador
Demasiado extenso
Realiza proyectos
Megalomaniaco
Supera sus alcances
Sin restricciones
Se siente omnipotente
Sin límites
Fóbico
Ser invencible, inexpugnable, invulnerable (sin miedo).  

Que sus recursos no pueden sostenerlos más.

 
9. Nivel de Destructividad Patológica
Destructivo
Instintos criminales
Monstruoso
Bárbaro
Ruinoso
Atacante
Golpeador
Sicótico
Sociopático
Inhumano
Cruel
Sin remordimientos
Explosiones de ira
Caos interno
Destruir todo antes de verse obligado a perder o renunciar.   El Miedo Básico se vuelve realidad: son lastimados y controlados por otros.

Recomendaciones para el crecimiento personal
de los tipo Ocho del Eneagrama

Las personas tipo Ocho crecen al reconocer que el mundo no es un campo de batalla que deba considerarse una gigantesca lucha de voluntades. No tienen que ver la vida como la "supervivencia del más apto", como una guerra titánica que deban librar de manera constante. Crecen cuando reconocen que sus intentos de desafiar al mundo y de obligar a que todo se adapte a su voluntad son la raíz de sus problemas. Se dan cuenta de que toda fortaleza real conlleva vulnerabilidad y apertura. Además, aprenden que tal mayor apertura permite a los demás acercarse más a ellos y apoyarlos de manera tangible. Los individuos tipo Ocho crecen por medio de reconocer que se puede lograr mucho más a través de la cooperación y el compañerismo que haciendo todo solos o luchando constantemente para imponer su voluntad a otras personas.

  • Aunque vaya en contra de su tendencia, actúe bajo restricciones autoimpuestas. Usted mostrará verdadero poder cuando logre dejar la costumbre de reafirmar su voluntad ante otras personas. Su poder real yace en su capacidad de inspirar y edificar a los demás. Se encuentra en su mejor aspecto cuando se hace cargo y ayuda a todos durante momentos de crisis. Si se muestra cariñoso, habrá pocas personas que se aprovechen de usted; además, obtendrá mayor lealtad y devoción de otras personas si demuestra la grandeza de su corazón, y no mediante despliegues de poder.

  • Aunque para los tipo Ocho resulta difícil de hacer, aprenda a confiar en otros. Con frecuencia, son muy pocos los riesgos que realmente está tomando y usted puede permitir que otros hagan las cosas a su manera sin miedo a sacrificar su poder o sus necesidades reales. El deseo de dominar a todos todo el tiempo es una señal de que su ego comienza a aumentar, una señal que indica el peligro de enfrentar conflictos serios en sus relaciones con otras personas.

  • Recuerde que el mundo no está en contra de usted. Mucha gente en su vida se preocupa por usted y lo admira, pero cuando se enfrasca en sus fijaciones no facilita las cosas para los demás. Acepte el afecto que tiene disponible; esto no lo convertirá en una persona débil, sino que confirmará la fuerza y el apoyo en sí mismo y en su vida. Asimismo, recuerde: creer que otros están contra usted y reaccionar ante ellos, provoca que usted se aísle y concrete sus propios miedos. Haga un recuento de las personas que están de su lado y expréseles cuán importante son para usted.

  • Los individuos tipo Ocho quieren depender de sí mismos y no de los demás. Sin embargo, irónicamente, dependen de muchas personas. Por ejemplo, tal vez usted piense que no depende de sus empleados porque ellos dependen de usted para tener un trabajo; puede despedirlos en cualquier momento y contratar otros trabajadores. Tal vez crea que nadie es indispensable en su pequeño reino, excepto usted. Sin embargo, la realidad es que usted depende de que otros también hagan su trabajo, en especial si sus intereses implican un crecimiento más allá de lo que usted pueda manejar solo; si usted aleja a todas las personas con las que se relaciona, con el tiempo se verá obligado a contratar a los empleados menos confiables y responsables. Cuando lo haga, tendrá razones para cuestionar la lealtad de esas personas y para tener miedo a perder su propia posición. La realidad es que, trátese de su actividad profesional o de su vida en el hogar, su autosuficiencia puede ser una gran ilusión.

  • Las personas tipo Ocho suelen sobrevalorar el poder. Detentar poder, ya sea a través de la prosperidad, la posición o simplemente la fuerza bruta les permite hacer lo que quieran, sentirse importantes, ser objeto de temor y obediencia. No obstante, aquellos individuos que se sienten atraídos debido a su poder no lo aman por lo que usted es, además, tampoco usted los ama o respeta. Aunque todo ello signifique que haya hecho un gran negocio, tendrá que pagar el precio, física y emocionalmente, que conlleva todo el poder que ha acumulado.

Vea también Personality Types (Tipos de Personalidad), Understanding the Enneagram (Comprendiendo el Eneagrama).

Conozca Más
La exactitud y utilidad del Eneagrama, incluido el cuestionario RHETI (Versión 2.5), es posible gracias a The Insight Approachsm de Don Riso y Russ Hudson. The Insight Approachsm enfatiza la clara y precisa comprensión de cada tipo de personalidad, así como del sistema del Eneagrama en su totalidad (por el momento sólo se encuentra disponible en inglés). The Insight Approachsm se fundamenta en los Niveles de Desarrollo interno de cada tipo, además de en la rigurosa conceptualización e investigación, la observación individual, las entrevistas y la profunda comprensión e intuición hacia la información del sistema.

A fin de obtener el Programa de Capacitación profunda que incluye todos los elementos del sistema completo del Eneagrama, considere la posibilidad de asistir al Programa de Capacitación Profesional del Eneagrama Riso-Hudson (por el momento sólo se encuentra disponible en inglés). Don Richard Riso y Russ Hudson ofrecen cada año un Programa integral de Capacitación Profesional para el Eneagrama de tres partes. La capacitación está diseñada para equipar a los estudiantes serios del Eneagrama en la enseñanza y aplicación del sistema en áreas tan diversas como el crecimiento personal, los negocios, la educación, la espiritualidad, las relaciones interpersonales, la terapia y el asesoramiento. Comuníquese con nosotros para obtener más información acerca de nuestro Programa de Capacitación.

Don Riso y Russ Hudson también imparten talleres (por el momento sólo se encuentra disponible en inglés) en todo el mundo en materia de relaciones interpersonales, el Trabajo Interno con el Eneagrama, las Estructuras Síquicas y el Superyó, aplicaciones empresariales, así como otros temas básicos y avanzados.

Haga clic aquí para comunicarse con nosotros a fin de obtener más información acerca de talleres y programas de capacitación, nuevas publicaciones, seminarios empresariales, audio cintas y otras fuentes de información sobre el Eneagrama Riso-Hudson. También puede incluir su nombre en nuestra lista de contactos.

enneagram image

 
 
 
 

The Enneagram Institute tiene todos los derechos reservados sobre todas las imágenes, contenido y artes, 1998-2005.